Otro blog más de Yumeki Style
Icono RSS Icono E-mail
  • A.M.O.R AIT-250589

    Publicado el 7 07-06:00 mayo 07-06:00 2009 ingrid Sin comentarios aún ...

    ..

    .

    Prólogo

    Era demasiado tarde para devolver el regalo, las instrucciones eran claras.

    «Una vez prendido no podrá ser devuelto»

    A lo lejos se podían escuchar las pisadas caminar una  y otra vez por el mismo lugar.  Aquel regalo había sido el más extraño que había recibido; por más que releía el instructivo no entendía lo que quería decir.

    Él no tenía tiempo para resolver enredosos misterios, mucho menos tenía tiempo para estar aguntando las bromas pesadas de su hermano. Aquello debía de ser irreal.

    Sus orbes negras nuevamente se clavaron en la joven que levantaba la mano para saludarle.  No podía distinguirle bien, no con los rayos de luz entrando sobre la ventana.

    «Es una broma» se repetía mentalmente una y otra vez; levantó el teléfono móvil nuevamente oprimiendo un solo botón para comunicarse con el  dueño de aquella broma.

    No recibía ninguna respuesta, la frustración pronto comenzaba a ahogarlo sintiéndose ya para ese entonces la presa perfecta.  Nadie contestaba a su llamada, solo  tenía en sus manos aquel instructivo y una carta de su hermano mayor.

    Se paro frente a la joven que seguía sentada en aquel sillón negro. Su postura era perfecta, al igual que su rostro. Nuevamente apretó aquel botón que estaba indicado para comunicarlo con su hermano para recibir la misma respuesta.

    Dejó caer sus párpados suavemente para tomar todo el aire posible.

    -¿Qué eres?-preguntó cansado de no llegar a ningún lado.

    -Ni yo mismo lo sé; pero simpre se han referido a mí como AIT-250589-

    -¿Eres feliz?-

    -¿Cómo reconocerlo? ¿Usted puede reconocerlo?-la joven parecía estar más perdida que él.

    -¿Por qué te mandaron conmigo?-desviando el tema

    -Eso es información confidencial-

    Hubo un silencio en aquella elegante sala.  El teléfono móvil comenzó a sonar con una melodía bastante común y monótona. Contestó el teléfono sin quitarle la mirada a la chica. Del otro aldo de la línea pronto se pudo escuchar una voz bastante familiar para él.

    -Felicidades hermano, nuevamente olvidaste tu cumpleaños. Una vez prendido no podrá ser devuelto-colgaron al instante.

    Sus orbes negras se posaron en los ojos aguamarinos de su regalo. Estaba molesto. Odiaba aquel tipo de bromas.

    robots

    .

    ..