Yumeki Style Home RSS icon
Yumeki Style » Fabriquita - Inicio »
  • Capítulo II: Deseos

    Posted on agosto 4th, 2009 ingrid No comments

    AMOR AIT-250589

    Capítulo II: Deseos

    -¿Hace cuánto tiempo no tienes contacto físico con una mujer Reidar?-

    Los ojos negros de aquel hombre se abrieron al instante dejando de ver las gráficas de la empresa en la enorme pantalla de aquella sala de juntas de la empresa que manejaba. Poso su mano derecha en todo su rostro respirando profundamente para después dedicarle una mirada asesina al hombre que degustaba de su té tranquilamente.

    -…-no hubo respuesta de Reidar que volvió a posar su mirada sobre las cifras para oprimir en su muñequera unos cuantos códigos que hicieron aparecer gráficas de meses pasados.

    -Entonces eso significa que aún no has estrenado el  A.I  como es debido-hablaba tranquilamente dejando la taza de té sobre el pequeño palto para mirar todas las gráficas sin el menor interés de hacer crecer las gráficas.

    -Un A.I. no es un ser humano, es simplemente un robot con forma humana. Jamás me rebajaría a tocar un objeto tan repulsivo-apago todo el material que se mostraba sobre los vidrios quedando el salón con una ligera luz tenue. Los vidrios entonces habían cambiado su aspecto para dejar pasar la luz del sol en aquella sala.

    -Entonces… se levantó de su asiento quedando detrás de su hermano, ¿me permitirías estrenarla? Ya lo sabes así como lo hice con As…-la silla había caído al suelo al instante cuando Reidar se había levantado.

     Lo tenía bien sujeto de la chaqueta negra  de su hermano qua ahora tenía los lentes mal acomodados pero que no podía evitar su sonrisa irónica frente a lo débil que creía que podía ser su hermano menor.

    -Jamás te atrevas a mencionar su nombre en tus actos  que tienen falta de lealtad-agregó soltándole de la chaqueta para empujarle hacia los vidrios.

    Asgeir volvió a acomodar sus prendas sin ningún sentimiento de culpabilidad  hacia su pasado; mientras que Reidar  masajeaba sus sienes una y otra vez.

    -No te preocupes hermanito aún por mucho que quisiera estrenarla me es imposible. Te lo he dicho  ¿no es así? Es un nuevo prototipo, por la única persona que siente es por ti, probablemente si tú te la…-Reidar tomó al taza de té lanzándola sobre la pared cerca de Asgeir.

    Probablemente su hermano estaba hoy más susceptible que otros días. Se encogió de hombros.

    -Deberías de descansar un poco, estás muy estresado-

    -Lo único que me afecta eres tú, tú estúpido prototipo y  que te metas en mi vida. Si tengo o no tengo contacto con alguien eso no te importa. Deja de arruinarme mi vida Asgeir.-agregó saliendo de la sala lo bastante enojado directo hacia su casa.

    Asgeir se quedó solo en la habitación, retiró  los lentes sin aumento y sin más su mirada parecía estar perdida en el atardecer que se ocultaba hacia el oriente. Sus ojos reflejaban cierta tristeza.

    -Ella no te amaba, te he traicionado y había provocado a Astrid para que te traicionara; fue tan fácil enamorarme de ella, como deseaba en aceptar sus sentimientos pero a la carencia de tu tiempo ayudo a fortalecer lo nuestro. Probablemente Dios me ha castigado, con ella lo perdí todo-

    ..

    .

    ..

    El último piso del edificio número 67 desprendía el aroma de galletas de canela recién horneadas. Astrid, el prototipo AIT-250589 acomodaba las galletas recién hechas sobre un plato.  Aún así llevaba su mano al pecho de vez al no poder soportar más aquel dolor.

    -También lo siento-agregaba con voz entrecortada dejándose caer al suelo de la cocina-Él está muy mal… ni siquiera sabe que hemos podido mantener un contacto. ¿Está llorando verdad?, no ha podido despertar, no lo siento.-hablaba hacia la nada completamente conmocionada  sus ojos azules pronto comenzaron a desprenderlas lágrimas-…pero espero que no nazca-agregó de pronto con una voz un tanto aniñada-…Haku quiero volver a casa…-el computador marcaba que Reidar había llegado. Astrid se levantó del piso para tomar de la tetera donde había puesto chocolate caliente para servirlo sobre una de las tazas. Se acerco a la entrada con la taza en mano, dejando a un lado lo que hace unos minutos platicaba.

    -Luego hablamos Haku-hablo de repente la chica observando cómo Reidar se acercaba a ella.

    -¿Quién es Haku?-

    -Yo…  es información que usted no…-

    Reidar había tirado la taza de chocolate hacia la pared, el líquido había caído en su mano mientras tomaba de la mano del A.I. sin ningún cuidado.

    -De una vez te advierto… no voy a tolerar que lo vuelvas a repetir Astrid, no dejare que te vayas de nuevo…-un abrazo dulce por parte de Reidar se hizo presente.

     

    El prototipo AIT-250589 lo sabía, su dueño había perdido ya el límite entre la verdad y la fantasía; correspondió al abrazo instantáneamente. Ella también se sentía usurpada, aunque en el fondo deseaba que el nuevo A.I. no naciera, deseaba volver a casa.

    ..

    .

    ..

    -Haku, tú eres mío ahora. Y tienes que hacer lo que yo te diga-

    -Entiendo-

    -Ahora… bésame-

    -Mi creador, ¿sabes pro que me puso este nombre?-

    -Oh por favor no me digas que eres un A.I que siente y que no desea experimentar-

    -Usted no me gusta, deseo que me deje en paz-

    Ambas sombras se separaron  la voz de la chica imperativa ahora guardaba silencio mientras los pasos de A.I desaparecían. Ella era una niña mimada.

     

    Continuara…

     

    lagrima

    *Nota: Me he tardado en publicar… pronto habalré más de estospersonajes y de los demás que irán aparecienod… no son muchos… *__________* Gracias pro seguir leyendo.

    .

    ..